EN RECUERDO DE RAFAEL BALLESTEROS ARRANZ

(* Íscar, 8-11-1955, + Guinea Ecuatorial, 2-01-1987)

Íscar, 28 de diciembre de 2003

  1. ÍSCAR: UNA FAMILIA SENCILLA (1955-1966)
  2. Íscar, 8 de noviembre de 1955. Rafa viene al mundo en una familia sencilla, formada por Teodoro y Tita, sus padres, Inmaculada, Rufi y Esther, sus hermanas.

    En los primeros años de su vida ya se va observando la madera que tiene este niño: es abierto, alegre, servicial...

    Un día llega a la escuela de Íscar el padre Vicente Ríos ofreciendo a los niños la posibilidad de estudiar y educarse con los padres salesianos. Les habla de Don Bosco y de su amor a los muchachos. Rafa quiere conocer su figura más de cerca.

    La primera prueba es un cursillo de unos días en un colegio de Madrid. Superada con éxito por ambas partes, Rafa y sus padres adoptan la decisión de que el niño entre a formar parte de la familia salesiana.

     

  3. FORMACIÓN VOCACIONAL (1966-1983)
  4. "Heme aquí, pues me has llamado"

    Primer libro de Samuel, 3, 2.

    En el otoño de 1966 Rafa ingresa en el seminario salesiano de Mohernando (Guadalajara). Allí, "en el monte santo", estudia los dos primeros cursos de bachillerato. Rafa se considerará, siempre, de Mohernando.

    Los cuatro cursos siguientes, hasta 6º de bachillerato (1968-1972) los pasará, en Arévalo (Ávila). En estos años de aspirantado Rafa es de pequeña estatura, pero de gran corazón, siempre dispuesto a echar una mano a los demás. Todos sus compañeros lo aprecian de verdad.

    Han transcurrido seis cursos en contacto con los salesianos. Rafa quiere ser como ellos y seguir a Don Bosco. Por eso, en 1972, decide comenzar el noviciado en Astudillo (Palencia).

    Es un año intenso, tranquilo, lleno de paz y alegría. Don Bosco ha calado hondo en Rafa. Se decide a seguirle como salesiano y profesa, en Mohernando, el 16 de agosto de 1973. Una de sus ilusiones está cumplida, pero hay que continuar el camino hacia donde Dios le quiere.

    Los primeros años de salesiano transcurren entre el estudio y el trabajo, la oración y el apostolado, en diversos lugares. Un curso en la casa de Guadalajara le sabe a poco. Tres en Medina del Campo (Las Salinas) con los estudios de Filosofia pasan en un abrir y cerrar los ojos.

    El 7 de julio de 1977 Rafa recibe su primera "obediencia". Es enviado como profesor y asistente al aspirantado de coadjutores de Carabanchel (Madrid). A Rafa le distingue su entrega generosa, su capacidad de encuentro con los muchachos y su alegría compartida. En la comunidad Rafa siempre pone la nota de alegría y desenfado. Son años muy felices, recordados siempre con agrado por Rafa y sus compañeros.

    El camino continúa. Comienza los estudios de teología en Salamanca. Allí realiza el primer curso, encantado por el ambiente que existe en la Comunidad y por la belleza y armonía de la ciudad.

    Pronto regresa a Madrid, donde transcurren los tres años siguientes completando su formación teológica. En estos años colabora como catequista en la parroquia de San Juan Bosco, en el Paseo de Extremadura, con la gran ilusión y empeño que ponía en todo cuanto hacía. El secreto, a voces, de por qué "la gente" quiere a Rafa es que Rafa quiere a "la gente".

    En 1983, al terminar los estudios de Teología, Rafa es ordenado de diácono. Es un paso importante, pretender ponerse en las manos de Dios, sentirse llamado al sacerdocio, siendo signo y portador del amor de Dios.

    Es destinado a la comunidad de Estrecho para terminar los estudios de Filosofía en la universidad. Rafa comentaba con gracia: "Si alguien me pregunta que qué se hacer, debo responder que solamente estudiar, pues es lo que he hecho durante toda mi vida".

  5. ORDENACIÓN SACERDOTAL (1984)

    "Después subió al monte, llamó a los que él quiso, y ellos se acercaron a él. Y designó a doce para que estuvieran con él y para enviarlos a predicar "    (Marcos 3, 13-14)

    El 28 de abril de 1984, después de haberlo madurado y reflexionado, Rafa es ordenado de sacerdote. Ser sacerdote es ser testigo de la Resurrección en la comunidad a la que eres enviado. Rafa trata de llevar esta idea a la realidad.

  6. SU PRIMERA MISA (ÍSCAR, 1984)
  7. "... para que se cumpliera lo que había anunciado el profeta Isaías: «Este es mi siervo, mi elegido, mi amado, la alegría de mi alma; pondré mi espíritu sobre él para que anuncie la justicia a las naciones. No disputará ni gritará: nadie oirá su voz en las plazas. No romperá la caña cascada y no apagará la mecha humeante hasta que haga triunfar la justicia. En él pondrán las gentes su esperanza»..." (Mateo 12, 17-21)

  8. GUINEA ECUATORIAL (1985-1987)

    "Id predicando que el Reino de Dios está cerca... gratis lo habéis recibido, dadlo gratis. No llevéis oro, ni plata, ni dinero en vuestras fajas, ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni calzados, ni bastón... no os preocupéis sobre cómo habéis de hablar o qué habéis de decir, porque en aquel momento se os sugerirá lo que debéis decir. Pues no sois vosotros los que habláis, es el Espíritu de vuestro padre que habla en vosotros..." (Mateo 10, 19-20)

    Acabada la licenciatura en Filosofía, Rafa es destinado a Malabo como profesor de esta asignatura en el Instituto y en la Escuela de Magisterio. "Creo que una experiencia misionera me viene bien en estos momentos", fueron sus palabras al conocer su nuevo destino. El curso 1985/86 fue de adaptación: al clima, a la gente, a una cultura tan diferente, a las privaciones...

     

  9. HASTA EL CIELO (2 DE ENERO DE 1987)
  10. "Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al padre sino por mí." (Juan 14,6)

    Ha transcurrido un año desde su llegada a Guinea. Rafa se halla ya más adaptado. A finales de diciembre de 1986 recibe con inmensa alegría la visita de su hermana Rufi, que desea pasar con él las fiestas de Navidad. Rafa es feliz recorriendo el país con su hermana.

    Al volar desde Malabo, en la isla de Bioko, hasta Bata, en el continente africano, Dios les llama a ambos a gozar de su amor. "Hasta el cielo", se despidió Rafa de algunos amigos.

  11. EL FRUTO DE UNA VIDA

"Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda él solo; pero si muere, da mucho fruto." (Juan, 12, 24).

puertasdepuradoras , cocinando con piñones